Jesús Vinuesa Roca
Jueves, 24 de noviembre de 2016 | Leída 411 veces

Cuando la muerte lo tapa todo

[Img #53063]Rita Barberá se ha llevado a la tumba un montón de secretos que solo ella conocía y muchos temían. Pero ya no hay miedo, ahora hay pena. Y hay penas envueltas por ese cinismo que no siempre se puede disimular.

 

Rita Barberá consiguió resultados políticos incuestionables, pero cuando perdió la alcaldía por la corrupción, por el malgasto en obras faraónicas que han hecho que el ayuntamiento de Valencia sea uno de los más endeudados de España, se le exigió que abandonara el partido.

 

Ex compañeros y mal amigos (porque nunca lo fueron) le exigían que renunciara al escaño, algo que nunca hizo. Esos mal amigos estaban encabezados por Pablo Casado, Isabel Bonig (que fue avalada por Rita para suceder a Alberto Fabra) y Rafael Hernando entre otros.

 

Ahora dice la Bonig que: Se muestra “triste” por la muerte de la “mejor alcaldesa de Valencia”.

 

Hernando dice ahora que: Rita ha sido tratada “muy injustamente” y “linchada durante mucho tiempo”.

 

Ahora todo son alabanzas y flores sobre la tumba de Rita Barberá, y lo hacen con esa tranquilidad de que Rita no podrá tirar de ninguna manta.
 

Rafael Hernando critica a Podemos por no guardar un minuto de silencio como él hizo. Y es que en su arrepentimiento, algunos individuos se exigen ese acto de contrición para demostrar ante los votantes un remordimiento y aflicción que, pretende mostrar esa pena de no haber sido un verdadero amigo y compañero de partido cuando en su momento se debía expresar y demostrar. Ya sabe señor Hernando, los amigos deberían ser como la sangre que acude a la herida de forma voluntaria y natural.

 

Señor Hernando: En septiembre del 2010, la Mesa del Congreso rechazó celebrar un minuto de silencio por la muerte de Labordeta. A Labordeta, ustedes no le hicieron homenaje cuando murió. Y fue como usted sabe, un referente en la lucha por la libertad. Labordeta, que yo recuerde, fue diputado del congreso dos legislaturas, y nadie puso el grito en el cielo cuando no se permitió el minuto de silencio.

 

Pero fíjese señor Hernando, Labordeta sí tuvo un homenaje espontáneo en el Congreso cuando el diputado de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares tuvo un “emocionante recuerdo para un gran diputado, gran compañero y gran persona que nos ha dejado”. Esas palabras arrancaron el aplauso de todos los diputados del congreso. Aplausos realizados de forma espontánea, por lo tanto natural y deseada, pues, Labordeta fue un hombre querido y honrado.

 

Rita Barberá Mollà ha muerto. Descanse en paz, esa paz que no tuvo estos últimos meses.

 

La familia no quiere representación política en su funeral. ¡Qué vergüenza! Vergüenza para los ex compañeros del PP, que no supieron estar a la altura ni acudir a la herida cuando esta lo requería.

 

Ex compañeros y no amigos de Rita Barberá, imagino que iréis al funeral con tristeza y arrepentimiento sinceros. Ir también tranquilos, pues la muerte lo tapa y acalla todo.

 


 

EL7SET • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress