el7set
Domingo, 28 de mayo de 2017 | Leída 26 veces

La Diputación inicia el proceso de formación en los pueblos para convertir la provincia en territorio cardioprotegido


El Gobierno Provincial ha pedido ya a los ayuntamientos el perfil de los operadores locales que podrán emplear los desfibriladores.
Vicente-Ruiz: “Nos hemos volcado para que este programa de prevención de riesgo cardiovascular sea un éxito y salve vidas”.

[Img #56990]La Diputación de Castellón ha iniciado ya el proceso de formación para convertir la provincia en el primer territorio cardioprotegido de España. Después de adjudicar a principios de mes el programa de prevención de riesgo cardiovascular por un total de 272.000 euros, el Gobierno Provincial ya se ha puesto en contacto con los ayuntamientos de la provincia para solicitarles un listado de aquellos vecinos de las localidades “que deberán recibir la formación necesaria para poder usar los desfibriladores cuando surja alguna emergencia vital”.

 

La diputada de Acción Social, Elena Vicente-Ruiz, ha explicado que este es el “paso previo, y necesario, para que sea una realidad cuanto antes este servicio sanitario que extenderemos por toda la provincia para aumentar los índices de supervivencia en casos de parada cardiorrespiratoria”.

 

No obstante, y para “agilizar en la medida de lo posible los plazos formativos y materializar en los 135 pueblos de la provincia esta ambiciosa iniciativa sanitaria”, el Gobierno Provincial, a través de la empresa adjudicataria, ha habilitado un espacio formativo on-line para que los “potenciales usuarios de los dispositivos DESA empiecen a familiarizarse con su uso”.

 

De este modo, e incluso antes de que los ayuntamientos hayan cerrado en algunos casos el listado final de los vecinos que podrán manipular los desfibriladores, “desde el Gobierno Provincial trabajamos para que este recurso en materia de prevención de riesgo cardiovascular se implante en todo el territorio provincial con las mejores garantías combatiendo de este modo la muerte súbita”.

 

La diputada provincial ha destacado que una vez concluidos los últimos trámites administrativos derivados del proceso de adjudicación del programa 'Castellón, territorio cardioprotegido', formadores expertos en el uso de los desfibriladores se desplazarán hasta todos las localidades para realizar cursos formativos presenciales.

 

Puntos de instalación

En la misma línea, desde la Diputación se ha solicitado a los consistorios un informe acerca de los equipos que necesitan así como del lugar de instalación del mismo. En este sentido, Vicente-Ruiz ha puesto el foco en la importancia de que este servicio de prevención cardiovascular llegue al mundo rural castellonense y, sobre todo, a zonas como pedanías, aldeas, masías o urbanizaciones, “mayoritariamente habitados por potenciales usuarios de estos dispositivos”.

 

Cabe recordar que el desfibrilador que se repartirá cuenta con 300 números de descargas y 13 horas de autonomía por dispositivo y un periodo de garantía de 15 años. Además, para que el uso del dispositivo DESA sea lo más sencillo posible, éste guía al operador en cuanto a la frecuencia de las comprensiones y cuenta con un dispositivo que establece la adecuada profundidad de las comprensiones a practicar.

 

Este plan para instalar desfibriladores en toda la provincia entra de lleno en la campaña iniciada por Javier Moliner esta legislatura para combatir la despoblación en el mundo rural de la provincia de Castellón. Además de poner en marcha iniciativas para promover la llevada de vecinos a los municipios más pequeños del interior, también ha aprobado inversiones, como ésta, para facilitar la permanencia de la población en los entornos rurales, que mejoran servicios básicos de los castellonenses.

EL7SET • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress