el7set
Miércoles, 14 de junio de 2017 | Leída 66 veces

El Ayuntamiento de Alcalà-Alcossebre y la Diputación de Castellón iniciarán la sexta campaña de excavaciones en el yacimiento de Santa Lucía

[Img #57223]

El Ayuntamiento de Alcalà de Xivert-Alcossebre y el Servicio de Investigaciones Arqueológicas y Prehistóricas de la Diputación de Castellón iniciaran una nueva temporada de excavaciones en el yacimiento de Santa Lucía, en Alcossebre.

 

Los trabajos, que iniciarán el próximo lunes 19 de junio y se prolongarán por espacio de 15 días, han sido presentados esta mañana en el Ayuntamiento de Alcalá-Alcossebre por la concejala de Cultura, María Agut, el responsable de la Colección Museográfica de la localidad, Rafael Ronchera, los arqueólogos del SIAP, Gustavo Aguilella y Neus Arquer, y el director del Museo de Bellas Artes de Castellón, Arturo Oliver.

 

Esta es la sexta edición de las excavaciones iniciadas en 2012 en este yacimiento por iniciativa de la Diputación de Castellón, que financió los trabajos durante dos años, siendo retomados por el Ayuntamiento de Alcalà-Alcossebre en los cuatro años posteriores, siempre de la mano de los técnicos e investigadores del Servicio de Investigaciones Arqueológicas y Prehistóricas, bajo cuya supervisión se realizan las excavaciones, con la participación de expertos venidos de toda España.

 

[Img #57222]María Agut valoraba muy positivamente los resultados de estas excavaciones, que han sacado a la luz importantes descubrimientos arqueológicos que sitúan este yacimiento entre los más importantes de la Comunidad Valenciana y de España, por la información que aporta a la comprensión de la historia en la región.

 

En ese sentido, el responsable del SIAP, el arqueólogo Gustavo Aguilella, señalaba que nos encontramos ante un yacimiento muy importante, de interés regional y nacional, habiéndose encontrado piezas que han sido estudiadas en congresos a nivel europeo, como la cerámica con bolas de cobre de más de 4.000 años de antigüedad que se encontró.

 

Aguilella explicaba que la enorme relevancia de este yacimiento de Santa Lucía reside en el hecho de que en un mismo punto se superponen en estratos tres yacimientos de distintas épocas; uno de la Edad de Bronce antiguo del 2200-1800 Antes de Cristo “poco frecuente en tan buen estado de conservación”, abandonado tras un incendio; un yacimiento de la Edad del Hierro antiguo del Siglo VII, que también desapareció por un incendio y finalmente un asentamiento Musulmán, de los Siglos X y XI, que posiblemente estaría ligado a una fortificación y una torre que actualmente se encuentran adosadas a la ermita existente. Entre cada uno de los asentamientos mediaron periodos de tiempo de abandono de aproximadamente mil años.

 

Precisamente para estudiar este último periodo, al que se dedicarán los trabajos de la presente campaña de excavación, el equipo contará con la participación de un especialista en arqueología medieval islámica.

 

Los trabajos consistirán en la apertura en extensión de una nueva zona de excavación, que conectará con la zona del año pasado, con el objetivo de confirmar algunos de los indicios observados en la anterior campaña, como el entramado urbano y la vinculación del mismo a un uso militar de este punto estratégico de vigilancia costera.

 

De la campaña de 2016 destacan los hallazgos de cerámicas importadas de la zona catalana, objetos metálicos poco habituales.

 

El director del Museo de Bellas Artes de Castellón, Arturo Oliver, destacó la importancia del yacimiento de Santa Lucía “uno de los principales yacimientos de la provincia y de la costa mediterránea peninsular”, señalando la gran importancia arqueológica y científica del mismo “algo que hay que revertir también a la sociedad, a nivel turístico, pedagógico y de la ciudadanía en general. Para Oliver, Santa Lucía puede convertirse en una fuente de conocimiento sobre la alta Edad Media en Castellón, un periodo de tiempo “un poco oscuro, con pocos datos”.

 

Sobre los objetos hallados en el yacimiento a lo largo de estos cinco años de excavaciones, Gustavo Aguilella incidía en la importancia de las dataciones realizadas mediante la prueba de Carbono 14, con dos situadas en la Edad de Bronce, y una en la Edad de Hierro Antiguo. “Posiblemente este año, en el nivel islámico de la excavación, podremos obtener una cronología absoluta por medio de los hallazgos que se realicen”.

 

En ese sentido, también se han llevado a cabo interesantes estudios de los metales, sílex y cerámicas hallados en Santa Lucía, por medio del trabajo realizado por el CSIC y la Universitat de Lleida, en los que se han podido determinar los lugares de origen de los mismos, y con ello las relaciones comerciales que mantenían con otros asentamientos.

 

Los estudios también han podido establecer que la casa principal mejor conservada de todo el asentamiento, podría ser un taller de metalurgia, en el que se fabricaban útiles de metal.

 

Rafael Ronchera explicó el trabajo que se ha realizado para obtener apoyos de los empresarios locales para que el dinero destinado a las excavaciones pueda ser también invertido en la restauración de las piezas halladas “para poner los materiales al alcance de la gente, porque es una parte de nuestra cultura local y tienen un valor indescriptible, que nos permite obtener información de primera mano sobre cómo eran los pueblos que habitaron el municipio en el pasado”.

 

Enfatizó también la importancia de la colaboración entre la Diputación de Castellón y el Ayuntamiento de Alcalà-Alcossebre, que ha hecho posible esta excavación. Así mismo señaló que la divulgación del patrimonio local mediante las visitas guiadas al yacimiento de Santa Lucía, al Castell de Xivert y las que se iniciarán este año a la Iglesia Parroquial y el Campanar “servirán para que la gente se acabe de creer el potencial que tenemos, con la colección museográfica y todo el patrimonio con el que contamos”.

 

Ronchera mostró su satisfacción por el hecho de que una joven de la localidad, Paz Calduch, antropóloga forense, pueda trabajar con los restos óseos encontrados en la Cova Pastrana para realizar su tesis doctoral. El trabajo establecerá como vivieron y murieron los habitantes de estos abrigos. Paz Calduch ofrecerá una conferencia el próximo sábado a las 11:00 horas en el CESAL de Alcalà de Xivert.

 

El responsable de la Colección Museográfica afirmó que “gracias a las excavaciones, en una visita de media hora podemos conocer 4.000 años de historia local”, a pesar de que se ha trabajado solamente en un 10% de la superficie de la montaña, por lo que “podrían haber otros niveles, además de los 3 encontrados hasta ahora”.

EL7SET • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress