el7set
Miércoles, 11 de octubre de 2017 | Leída 136 veces
Parque Natural del Prat de Cabanes-Torreblanca

GECEN considera que la caza en el Prat de Cabanes-Torreblanca anula el espacio natural como destino turístico ornitológico

Objetivos turísticos estratégicos fundamentales como la desestacionalización y la especialización de la oferta “son objetivos incompatibles con la caza irracional del Prat”.

[Img #59816]

 

La organización medioambiental GECEN ha solicitado una moratoria en la práctica de la caza dentro del Parque Natural del Prat de Cabanes-Torreblanca hasta que se determine técnicamente si se debe o no cazar y donde hacerlo, para que la biodiversidad existente en el espacio natural cuente con el hábitat protector necesario. “Para nada sirve que la Agència Valenciana de Turisme promocione con dinero público el turismo ornitológico en el Delta Birding Festival, en la Feria Internacional de Turismo Ornitológico de Extremadura o en el MadBird de Madrid, si después es imposible ofrecer destinos turísticos para atraer al pretendido turista de elevado poder adquisitivo”.

 

Para el grupo ecologista, “el Prat es una Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), un escenario perfecto para que alojamientos y empresas de turismo ornitológico obtengan beneficios con una actividad, la observación de aves, absolutamente respetuosa con el medio ambiente y la biodiversidad. Sin embargo, estos ingresos, muy superiores a los que se obtienen con la caza, pasan de largo, se saltan el Prat”.

 

Imposible con la gestión actual de la caza

GECEN insiste en señalar la necesidad de hacer compatible la caza en el Prat con el turismo ornitológico si bien la administración, la Conselleria de Medio Ambiente, es incapaz de regular la actividad con este fin y por tanto amputa cualquier pretensión al respecto.

 

“Todos los años, tras los primeros días de caza, el Parque Natural se convierte en un erial desde el punto de vista ornitológico pues no existen zonas de refugio y tranquilidad para que la avifauna permanezca en la zona, eliminándose incomprensiblemente una fuente de ingresos y dejando en papel mojado la declaración como ZEPA del humedal”.

 

La asociación pide una moratoria, que no se cace, mientras se determina técnicamente el uso del espacio en el Prat, si se debe o no cazar y dónde hacerlo, en cuántas hectáreas, para que la biodiversidad tenga el hábitat protector necesario y no ser esquilmada el primer día de caza.

EL7SET • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress