Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
GECEN
Jueves, 3 de mayo de 2018

GECEN considera necesario evaluar y actuar ante los impactos medioambientales causados por los eventos deportivos en el medio natural

Las BTT y las carreras de montaña deben prevenir, minimizar y gestionar los impactos que ocasionan y no negarlos.

 

Ante la proliferación de eventos deportivos en los espacios naturales, a los que se suma la práctica deportiva continuada del día a día, es obvio que se hace necesaria una regulación más efectiva que la actual a fin de evitar el impacto que se provoca.

 

Entre los efectos que se producen destacan la pérdida de vegetación, la erosión, molestias a la fauna que se ve obligada a modificar su comportamiento habitual, disminución de la calidad de los hábitats o abandono de residuos.

 

Sólo hace falta analizar las sendas que habitualmente se utilizan como itinerario de BTT para observar en muchas de ellas cárcavas y pérdida de suelo y vegetación muy significativos.

 

GECEN exige una evaluación de la situación y un reconocimiento del problema.

Cerrar sendas degradadas procediendo a su restauración, evitar eventos deportivos masivos en los lugares de mayor valor medioambiental, en especial en los espacios naturales protegidos, o evitar determinados lugares durante los meses del año sensibles para la reproducción son medidas necesarias para prevenir, minimizar y gestionar los impactos.

           

La asociación pide a la Conselleria que, bajo criterios estrictamente técnicos, regule la actividad deportiva en el medio natural y que no ceda a lobby deportivo alguno que, con carácter lucrativo, anteponga sus intereses al interés general de conservación de la naturaleza.

           

GECEN recuerda que los espacios naturales protegidos, como los parques naturales o la Red Natura 2000, se crearon con el objetivo prioritario de proteger paisaje, hábitats y biodiversidad y no para crear circuitos deportivos. Protección, por otro lado, que no impide, todo lo contrario, el uso público racional y sostenible del espacio protegido. Eso sí, en ningún caso el uso público que se plantee debe degradar los valores que esa protección les otorga y los eventos deportivos masivos, lamentablemente, según cuándo, cómo y dónde se lleven a cabo, es obvio que impactan negativamente.

           

EL7SET • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress