Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tomas Torres
Lunes, 28 de mayo de 2018
Graffiti

La artista Julia Volchkova se suma a la propuesta de arte urbano del Festival Citric de Torreblanca

 

[Img #66466]El Festival Citric de Torreblanca, a través del cual se está creando un verdadero museo de arte urbano al aire libre en las paredes de la localidad, ha dado un paso más hacia su internacionalización con la reciente participación de la artista rusa, Julia Volchkova, cuyo trabajo ya se puede disfrutar en el muro lateral de un edificio situado en la calle Azorín.

 

La artista del graffiti y modelo rusa, Julia Volchkova nació en 1987 en Nizhnevartovsk, Siberia, iniciándose desde temprana edad en el dibujo. Tras graduarse en el instituto, en 2010 comenzó en San Petersburgo su incursión en el graffiti y el arte urbano, ganando popularidad en Rusia. Actualmente reside en Tailandia, desde donde ha extendido su arte por toda Asia. El de Torreblanca es el primer trabajo artístico que realiza en Europa, siendo el próximo en Milán, Italia.

 

La obra que decora el muro en la calle Azorín de Torreblanca plasma la imagen de una joven, una amiga de la artista a la que considera su musa. Para elaborar este retrato tomó una fotografía de su modelo y después plasmó un esbozo en papel, a partir del que realizó el trabajo en el mural.

 

La obra, realizada en diferentes tonos de gris, es el segundo que protagoniza su musa artística y está elaborado con pintura normal para fachadas, aplicada con rodillos y brochas, además de emplear espray en algunas zonas que lo necesitaban para lograr el efecto deseado. La principal dificultad, además de trabajar en altura y por las proporciones, ha sido lograr la fluidez necesaria en la pintura, al emplear pintura comercial normal. Aunque el formato de este mural es pequeño en comparación con las obras que acostumbra a realizar, según explicaba la autora, la finalización de esta obra le ha supuesto un gran esfuerzo para finalizarla en una semana, aproximadamente.

 

Para Julia Volchkova la experiencia de participar en el Festival Citric ha sido muy positiva, destacando la excelente organización por parte del concejal Carlos Albert. La propia artista aseguraba que de entre todos los grandes festivales en los que ha participado en todo el mundo, el de Torreblanca es uno de los que mejor organización han tenido y el que mejor ha sabido conectar con las necesidades de la artista para su trabajo. Sobre las obras que ha podido conocer en Torreblanca de diferentes participantes en el Festival Citric, la artista siberiana destacaba la alta calidad de los graffitis, muchos de ellos de nivel internacional.

 

Sobre su estancia en Torreblanca, Volchkova manifestaba haber disfrutado mucho de la estancia, describiendo la localidad como un pueblo tranquilo, con muy buena gente, muy acogedora, “gente abierta, agradable, que se conocen todos entre si y que están siempre abiertos a ayudar a los demás”, con un estilo de construcciones singular que le ha gustado. La artista gráfica afirmaba que “he viajado por muchos países del mundo y siempre conecto mejor con los pueblos pequeños, porque en ellos se puede conocer la verdadera cultura de un país”.

 

EL7SET • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress