Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Manuel Peraire Persiva Ex Alcalde de Torreblanca
Jueves, 31 de mayo de 2018
Opinión

El Juzgado de Instrucción acuerda el sobreseimiento de la causa contra el ex alcalde de Torreblanca, Juan Manuel Peraire (PP) por la denuncia presentada por el equipo de gobierno de Torreblanca al no encontrar ningún tipo delictivo

[Img #66513]María Josefa Tena Martínez, que ostenta el cargo de Alcaldesa (PSOE) a pesar de no contar con el respaldo mayoritario de las urnas y haber perdido las elecciones, conformando un gobierno tripartito de perdedores con dos tránsfugas, presentó junto con los demás miembros del Equipo de Gobierno una DENUNCIA ante la Policía Judicial de Oropesa en el mes de enero de 2017.

 

La denuncia se interpuso por un supuesto delito de prevaricación y malversación de caudales públicos contra mí, Juan Manuel Peraire, en mi calidad de Ex. Alcalde de Torreblanca, por utilizar, según ellos, dinero público para el pago de una factura por importe de 12.493,75 € para asfaltar una explanada de un almacén de mi propiedad.

 

Tras practicarse las averiguaciones pertinentes por parte de la Policía Judicial quedó totalmente demostrado que la denuncia carecía de fundamento al no apreciarse ningún tipo de delito ni de irregularidad en la factura motivo de denuncia. Por ello, en fecha 16 de febrero de 2017, el Juzgado de Instrucción nº 6 de Castellón DECRETÓ el sobreseimiento de la causa al considerar que no existía ningún tipo de delito.

 

No conformes con la resolución adoptada por el Juzgado de Instrucción,  Josefa Tena y los miembros de su Equipo de Gobierno interpusieron recurso de reforma contra el Auto de sobreseimiento, el cual se desestimó mediante Auto de fecha 27 de abril de 2017, confirmando el Auto de sobreseimiento.

 

A pesar de resolver el Juzgado en dos ocasiones que no existía ninguna conducta delictiva, interpusieron recurso de apelación ante la Audiencia Provincial, que procedió nuevamente en fecha 19 de septiembre de 2017, a la desestimación del recurso y confirmó al Auto de sobreseimiento de la causa, condenándoles al pago de las costas, que espero sean abonadas de su propio bolsillo y no con el dinero de todos los ciudadanos.

 

Tanto el Juzgado de Instrucción nº 6 de Castellón, la Audiencia Provincial como el Ministerio Fiscal confirmaron que no habían indicios de delito en la denuncia que presentaron.

 

Estas actuaciones demuestran que su única finalidad era presentar una denuncia falsa y malintencionada, con el fin de difundir en los medios de comunicación y redes sociales una publicidad basada en la calumnia y en la mentira hacia mi persona. Ha quedado demostrado que su principal y único objetivo ha sido el de difamar y dañar mi imagen personal y mi honor ante la opinión pública, sin importarles ni lo más mínimo el daño que pudieran hacerle a mi familia, puesto que presentaron una denuncia que, como afirmaron los jueces en tres ocasiones, carecía de fundamento al no existir ningún tipo de conducta delictiva y que no estaba avalada por ningún informe técnico ni jurídico. Este tipo de actuaciones solo tienen un nombre: CRUELDAD.

 

María Josefa Tena ha mentido descaradamente desde que interpuso la citada denuncia, puesto que le han preguntado en reiteradas ocasiones si tenía algún tipo de información sobre el procedimiento, negando rotundamente saber nada cada vez que el Grupo Municipal Popular le preguntaba en el Pleno de la Corporación por este asunto, mientras que tenía PLENO conocimiento de las resoluciones del Juzgado de Instrucción nº 6 de Castellón y de la Audiencia Provincial, que ya habían decretado el sobreseimiento de la causa hace más de un año, decisión judicial que recurrieron en dos ocasiones, en reforma y apelación, Josefa Tena y todo su Equipo de Gobierno.

 

Si tuviesen un mínimo de dignidad, decencia y vergüenza, DEBERÍAN DIMITIR DEL CARGO QUE OCUPAN EN EL AYUNTAMIENTO Y PEDIR PERDÓN, puesto que ha quedado acreditado que su única pretensión era la de hacer daño y difamar a sabiendas que la factura era correcta y que no había indicio ni fundamento alguno que pudiera dar lugar a ningún tipo de sospecha. Este tipo de personajes que conforman un gobierno de perdedores no pueden ni deben representar a un Ayuntamiento y mucho menos tener responsabilidades, porque es evidente que no se puede esperar nada bueno de ellos.

 

Ellos mismos se han retratado y han quedado en evidencia ante la opinión pública, ya que ha quedado demostrado que ¡¡no son gente de fiar y son un fraude electoral!

 

Y a estas alturas me pregunto: ¿cuál va a ser la próxima acción que se van a inventar? Estos individuos representan un peligro público para nuestro municipio porque, ¿quién sabe si lo que han hecho conmigo no lo harán con cualquier vecino que no les caiga bien?

 

A todos aquellos que en su día les dieron su voto y su confianza en las urnas les haría una pregunta: ¿elegirían a este tipo de personas que conforman el gobierno municipal para administrar sus bienes y su patrimonio? Estoy convencido de que NO.

 

El  Ayuntamiento forma parte de nuestro patrimonio y de su gestión y administración depende en gran parte nuestra economía, nuestro futuro y nuestra convivencia. Debemos tener esto en cuenta en un futuro, no podemos tener a este tipo de personas al frente de un ayuntamiento porque además de la mala imagen que ofrece su representación…¡ES UNA VERGÜENZA!

 

 

 

EL7SET • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress