Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
el7set
Miércoles, 20 de junio de 2018

Agur “Donosti”, zorte ona/Adiós “Donosti”, buena suerte

Oropesa del Mar fue escenario de la liberación de una tortuga marina recuperada en colaboración entre el acuario de San Sebastián y el Oceanogràfic

[Img #66944]

Una peripecia vital digna de la más emocionante película de Disney, que no ha estado exenta de peligros y percances, ha llevado a un ejemplar de tortuga marina, a viajar desde las frías aguas del Cantábrico frente a las costas de Vizcaya hasta el cálido Mediterráneo y las costas de Castellón, de playa de La Concha de San Sebastián a la playa de La Concha de Oropesa del Mar.

 

El alcalde, Rafael Albert, acompañado por miembros de la corporación municipal, recibieron a la expedición encabezada por la presidenta del Oceanogràfic de Valencia, Celia Calabuig, la directora del acuario de San Sebastián, Esther Irigaray, y el equipo técnico de biólogos de ambos centros, que trajeron a la tortuga “Donosti”, como fue bautizada tras su rescate, para su liberación en aguas mediterráneas.

 

Escolares de los colegios Deán Martí y La Mediterrània asistieron al acto para conocer más sobre estos animales marinos, concienciarse sobre la protección que ellos y su entorno natural precisan y para despedirse de “Donosti” deseándole suerte en su nueva vida en libertad.

[Img #66943]

El periplo de “Donosti”

La aventura de esta tortuga boba, la más común en el Mediterráneo, comenzaba en la costa de Vizcaya en 2014, cuando fue encontrada por unos pescadores, siendo recuperada por el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Bizcaia, situado en el municipio costero de Gorliz. Allí se le diagnosticó una necrosis en la aleta delantera izquierda, a raíz de una herida causada por redes de pesca. “Donosti” solo pesaba 2,5 kilos por aquel entonces. La tortuga fue trasladada al acuario de San Sebastián, donde en mayo del mismo año, ante la imposibilidad de recuperar el miembro dañado, se tuvo que recurrir a la amputación de la aleta para preservar su vida, “Donosti” había alcanzado un peso de 3,8 kilos para entonces, gracias a los cuidados recibidos.

 

Tras la amputación de la aleta, la joven tortuga tuvo que volver a aprender a nadar con una sola aleta delantera, tarea a la que se aplicó con tesón durante cerca de tres años nadando en el tanque de los tiburones toro de acuario de San Sebastián. Una vez recuperada, los responsables del acuario donostiarra pensaron que lo mejor sería que esta tortuga fuera liberada en aguas del Mediterráneo, más tranquilas y cálidas, en las que pudiera vivir mejor a pesar de sus limitaciones.

 

De ese modo recurrieron a la colaboración del Oceanogràfic de Valencia, donde acogieron en octubre de 2017 a “Donosti”, que ya había crecido hasta los 11 kilos de peso. Con los cuidados de los profesionales del Oceanogràfic, la joven “Donosti” llegaba a unos espectaculares 17 kilos en el momento de su liberación en la playa de La Concha de Oropesa del Mar. Con esto finalizaba una parte de su aventura y comenzaba otra nueva, su vida en libertad cambiando el Cantábrico por el Mediterráneo.

 

[Img #66942]Concienciar sobre la necesidad de limpiar el mar

La liberación de “Donosti” se ha convertido en un acto de concienciación dirigido a los más pequeños, para que se den cuenta de que los plásticos y otros residuos representan un grave problema que afecta al medio marino y a las criaturas que en él viven, por lo que debemos contribuir con nuestro esfuerzo a que cada vez sean menos los residuos que van a parar a los mares, ríos y a los espacios naturales en general.

 

Rafael Albert, quien recibió un cuadro de la playa de La Concha de San Sebastián elaborado con su arena, manifestó “quiero agradecer a las directoras del Oceanogràfic de València y del acuario San Sebastián el haber elegido la playa de La Concha para soltar a este ejemplar. Este acto no es solo una lección para los más pequeños, sino también para los mayores porque tenemos que concienciarnos y cuidar de nuestro entorno y de nuestras playas”. El primer edil de Oropesa del Mar hizo entrega de réplicas de la Torre del Rei al Ayuntamiento de San Sebastián, al acuario de esta ciudad y al Oceanogràfic.

 

Por su parte, Celia Calabuig ha querido recalcar la presencia en este acto de los niños, “pues seguro que nos ayudarán en un futuro”, tras la invitación a los presentes a formar parte de la Patrulla Marina.

 

La responsable del acuario de San Sebastián, Esther Irigaray,  ha querido trasladar a los más pequeños la importancia de recoger los residuos para evitar casos como este. “Aunque Donosti perdió la aleta por una red de pesca” son muchos los animales que pierden la vida por los residuos que el ser humano lanza al mar. Por ello, ha animado a los escolares a “no tirar plásticos e intentar limpiar las playas cuando vayáis”, ha añadido Irigaray.

[Img #66941]

EL7SET • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress