Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
el7set
Miércoles, 4 de julio de 2018
Enología

Nuevo emprendimiento en Levante: los vinos de producción propia

[Img #67179]

Cada vez son más las fincas que, más allá de conseguir disfrutar de su terreno, se lanzan a pequeñas producciones que desemboquen en productos exclusivos y de alta calidad. Tras el auge de las pequeñas producciones de aceite y cerveza, el vino está comenzando a ser el objetivo de muchos emprendedores que se han lanzado a crear sus propias minibodegas con ayuda de expertos como los de Viveros Vitis Miguel Martí.

 

Los pequeños viñedos deben pensarse bien antes de comenzar para conseguir que funcionen.

 

La zona levantina, además, parece perfecta para este tipo de plantación que, habitual en Cataluña, ha dado el salto a las fincas de la Comunidad Valenciana en busca también de la bonanza de un tiempo que bien se asemeja al perfecto para que la uva consiga su calidad deseada.

 

Blanca o Tinta, dependiendo del gusto del viticultor, hay que tener en cuenta ciertos consejos para conseguir que las vides produzcan. “En una buena plantación no solo influye la calidad de la planta, las manos y el buen hacer del viticultor son claves para el perfecto desarrollo de la planta. Por ello les damos unos pequeños consejos que les ayudan a arrancar su proyecto y llegar al éxito que buscan” comentan desde Viveros Vitis Miguel Martí.

 

El retorno de la ciudad al área rural, la capacidad emprendedora de una generación que busca su propia suerte y el aprovechamiento de la naturaleza son tres de las claves que han vuelto a poner en marcha este tipo de pequeñas producciones que, bajo una marca casi familiar, quieren ofrecer un vino basado en la producción de airen, una uva muy fácil de darse en la zona central de la geografía española y perfecta para los cultivos ecológicos por su tolerancia a las plagas o la uva bobal, procedente de Requena y que ofrece una alta producción.

 

A este afán hay que sumar, además la tecnología. Aunque parezca mentira, aplicar los últimos avances a algo tan tradicional como la plantación de vides puede marcar la diferencia y hacer viable un negocio que, cada vez más, se ve al final en los grandes almacenes en las secciones Gourmet, pero que también comienza a tener un gran tirón a nivel internacional como exportación.

EL7SET • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress