Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
el7set
Domingo, 9 de septiembre de 2018
Receta

Queso manchego y chocolate para ayudarnos a superar el síndrome post vacacional

[Img #68180]

Con el final del verano terminan también las vacaciones, los momentos de ocio y descanso, y comienza una fase del año que nos enfrenta de nuevo al trabajo, las obligaciones, la rutina y la vida contrarreloj. Si tenemos en cuenta esa máxima que asegura que somos lo que comemos o aquel otro adagio que afirma que la salud y la enfermedad entran por la boca, podemos contrarrestar el bajón post-vacacional introduciendo en nuestra dieta alimentos que nos ayuden a superar el reto de regresar a la vida cotidiana y que, al mismo tiempo, sean saludables para nuestro organismo.

 

El chocolate

Para contar con la fortaleza que precisaremos en nuestra jornada laboral podemos contar con un alimento que nos aporte energía y no suponga un capricho culpable que desequilibre nuestra dieta, como es el caso del chocolate.

 

Este alimento, originario de México, está elaborado a partir del cacao, mezclándolo con azúcar. A mayor porcentaje de cacao en la mezcla, mayores serán las propiedades beneficiosas que obtendremos con su consumo moderado.

 

Entre estas propiedades benéficas destacaremos el hecho de que la grasa que contiene el cacao ayuda a controlar el nivel de colesterol en el organismo, además de que contiene calorías que lo convierten en una saludable fuente de energía sin que afecte al equilibrio de nuestra dieta (como siempre el secreto está en la moderación), contiene sustancias antioxidantes que son beneficiosas para el sistema cardiovascular, como los flavonoides y los polifenoles, que también previenen la aparición de enfermedades vinculadas al envejecimiento, además de ser una fuente de vitaminas y minerales como el fósforo, magnesio, hierro, potasio y calcio.

 

Para ayudarnos a superar los retos de la vuelta de vacaciones, el chocolate contiene teobromina, un estimulante natural parecido a la cafeína o la teína, aunque con una menor intensidad. Del mismo modo, la fenieletilamina que contiene nos genera una agradable sensación de placer y bienestar. Esto convierte al chocolate en el alimento del amor, ya que según estudios científicos realizados, la fenieletilamina es una sustancia que se detecta en el cuerpo humano cuando nos enamoramos.

 

Queso manchego

Si unimos el consumo de chocolate, combinado con el de queso manchego en cantidades moderadas, nos puede aportar nutrientes y combinado con el ejercicio o una actividad física moderada, es un alimento sano y rico. Podemos encontrar este delicioso producto en www.soloqueso.com con un gran número de propuestas.

 

El queso manchego español contiene ácido linoleico conjugado (CLA), así como esfingolípidos, que ayudan al organismo a reducir el riesgo de cáncer y enfermedades cardiacas. Además, los ácidos grasos como el linolénico (Omega-3) y linoleico (Omega-6) son esenciales para el crecimiento y beneficiosos para los sistemas cardiovascular, reproductivo, inmunológico y nervioso. El queso favorece el sistema inmunológico y la vista, gracias a las vitaminas A y D que contiene, las cuales crean defensas naturales. Finalmente nos aporta minerales esenciales para el crecimiento y el fortalecimiento de los huesos y los dientes, como el calcio y el fósforo.

 

Una deliciosa receta

Existen numerosas recetas de postres con chocolate y combinando estos dos alimentos podemos preparar algo tan suculento como las Delicias de chocolate y queso manchego. Para ello necesitaremos 40 gramos de queso manchego semicurado rallado, 30 gramos de crema de queso, media cucharada de canela, una cucharada de azúcar, 30 gramos de nueces trituradas y 150 gramos de chocolate con leche para la cobertura.

 

Comenzamos mezclando las nueces, el queso rallado y el queso crema en un mortero, añadiendo después la canela y el azucar. Con la mezcla resultante haremos pequeñas bolas que colocaremos sobre una bandeja previamente cubierta con papel para el horno. Una vez tengamos todas las bolitas hechas las meteremos en el congelador una hora y media.

 

Derretiremos el chocolate con leche, usaremos para ello el microondas o al baño maría, y sacaremos las bolitas del congelador, bañándolas con el chocolate, para después decorarlas con nueces…y a disfrutar.

EL7SET • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress